martes, 10 de febrero de 2009

Alberto Benjamin Simpson, fundador de la Alianza Cristiana y Misionera

"El espíritu de orgullo es un mal en muchos cristianos; pero es un gran mal, es algo pésimo en un ministro. La apostasía de la Iglesia primitiva tuvo su origen en el orgullo y el espíritu de rivalidad y envidia de los obispos y patriarcas, y el sectarismo de hoy día es debido en mucho a la exaltación del hombre en deshonra de Cristo. El ministro que desea ser honrado por Cristo, necesita humillarse a sus pies." (Tomado del libro La Iglesia Apostólica de A. B. Simpson)

1 comentario:

juanmanuel dijo...

si es verdad que hay mucha rivalidad entre los cristianos, si estuvieramos unidos impactariamos en el mundo de una manera tremenda, la humildad y la trasparencia es lo mas importante hoy dia en las iglesias. Saludos.