martes, 3 de marzo de 2009

¿POR QUÉ CANUTOS?

Como es sabido en Chile a quienes profesamos la fe evangélica se nos llama canutos, bueno aquí les cuento el por que de ese apodo muchas veces dicho en forma despectiva, para esto me he tomado de parte de una recopilación realizada por R. ROBERTO ORTEGA AEDO y publicado en la página Web de radio Armonía.
La obra metodista en Chile comenzó en 1877, a raíz de los viajes de Guillermo Taylor por la costa del Pacífico. Su trabajo consistía en establecer contactos con inmigrantes de habla inglesa que estuviesen interesados en tener escuelas y cultos dirigidos por metodistas norteamericanos.
Luego se ocupaba de reclutar misioneros en los Estados Unidos y enviarlos a América del Sur, donde debían buscar sus propios medios de subsistencia.
La obra metodista en Chile avanzó con la conversión de Juan Bautista Canut de Bon, un ex-jesuita de origen español, que pasó por el presbiterianismo, volvió al catolicismo y finalmente adoptó el metodismo gracias a la labor de Taylor.
Ampliando lo expuesto arriba, diré que Juan Canut fue un jesuita que se convirtió a la fe evangélica y que cautivó la mente de los chilenos. Nacido en España, llegó a Chile en 1871. Cinco años más tarde, en Quillota, encontró un volumen de Nuevo Testamento en un trasto de cachivaches, en una estación de ferrocarriles. Casualmente se hizo amigo y ayudante de Robert McLean, un misionero Presbiteriano, en San Felipe. Canut abandonó la orden jesuita para continuar sus estudios, luego decidió volver a su profesión de sastre para poder vivir, pues se casó y tuvo tres hijos. En 1884 volvió al seno del catolicismo, pero no fue por mucho tiempo.
En 1888, un pastor metodista norteamericano comenzó a predicar en Castellano en Santiago y Canut fue su ayudante. Allá por el año 1890 conoció a William Taylor, que estaba empezando su labor misionera en Chile. Taylor estableció la obra Metodista en África y en la India. El aparentemente satisfizo sus inquietudes, y Canut comenzó a predicar vigorosamente bajo la dirección de los misioneros metodistas. En 1890 fue nombrado pastor, dedicando los seis años restantes de su vida a la predicación y el establecimiento de Iglesias. Por ejemplo, durante dos años trabajó en Coquimbo y la región circundante distribuyendo Biblias y literatura religiosa. Uno de los convertidos en la Serena fue Cecilio Venegas, quien llegó a ser un pastor metodista en Santiago, siendo éste a su vez pastor del joven Manuel Umaña Salinas y de su esposa hna. Mercedes Gutiérrez, matrimonio que fue pionero del Pentecostalismo en Chile.
Debido a su facilidad de palabras, y al hecho de que había estudiado para sacerdote, su prédica atrajo muchedumbres y causó furor entre el clero católico. En más de una ocasión, él y su familia estuvieron en peligro debido a los ataques físicos del populacho furioso. Por su ardiente deseo de extender la obra metodista hacia el sur y también alcanzar regiones donde no hubiera tal concentración de sacerdotes y monjas, Canut fue enviado a Concepción para ayudar a empezar la obra en esa zona. Viajaba regularmente a Chillán, Los Ángeles, Traiguén, Angol, Victoria y Temuco, teniendo reuniones de gran éxito. Después de dos años de estadía en Temuco, se vio forzado a volver a Santiago debido a razones de salud, falleciendo luego, a la edad de 50 años, el 9 de Noviembre de 1896. Había vivido 25 años en Chile, y se hizo tan popular que a todos los protestantes chilenos se les dice, hasta el día de hoy, "canutos" a veces como título despectivo.
Sus restos reposan en el Cementerio de los Disidentes, en el lado suroeste del Cementerio General de Santiago. Este lugar fue habilitado para sepultar a los extranjeros y a los que no profesaban la fe católica romana.

3 comentarios:

juanmanuel dijo...

Hola pericles, es muy interesante la historia y es bueno que sepamos estas cosas y el porque de ellas, yo antes leia mucgas biografias de misioneros y de grandes hombres de Dios y de verdad que eran un estimulo para seguir luchando por el reino de Dios. Bueno te deseo grandes bendiciones y saludos

Pericles dijo...

Hola Juan Manuel, gracias por tu visita y comentario, tal como tu dices hay grandes hombres de Dios que son inspiradores para nuestras vidas, y como sabes si en algunos años mas alguien pudiese escribir sobre Juan Manuel o Pericles, ¿sería bueno verdad?
Que Dios te bendiga

AUDITO dijo...

MI MÁS SINCERO SALUDO, AL PUEBLO EVANGÉLICO, EN SU DÍA NACIONAL 31 DE OCTUBRE DE 2011, QUE HOY TENGAN UNA JORNADA DE ANÁLISIS Y REFLEXIÓN, EN QUE FUNDAMENTADOS EN LA PALABRA DE DIOS, AFIRMAN CON TODA CONVICCIÓN LAS ENSEÑANZAS DE JESUC RISTO AQUÍ EN LA TIERRA, Y QUE SIGAN EVANGELIZANDO Y AYUDANDO EN LA CONSTRUCCIÓN DE UNA PATRIA MÁS LIBRE, DEMOCRÁTICA, SIN ATADURAS, SINO A LA LUZ DE LA PALABRA DE D...IOS, LA QUE ES LA REGLA DE FE DE TODO EL PUEBLO EVANGÉLICO, Y MUY ESPECIAL UN SALUDO AL PUEBLO EVANGÉLICO DE LA COMUNA DE TEMUCO REGIÓN DE LA ARAUCANÍA, QUE DIOS LOS SIGA ILUMINANDO POR SIEMPRE, A LA FAMILIA EVANGÉLICA, QUE DEBEN SER LA LUZ DEL MUNDO, PORQUE EL MISMO CRISTO LO DIJO Y LO AFIRMÓ EN SUS ENSEÑANZAS IMPERECEDERAS. En Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes es justo reconocer el aporte que estas han hecho tras la aspiración legítima de lograr que en la sociedad se encarnen valores de alto significado, para nuestro país, como es la solidaridad, el respeto y el apoyo a los pobres o a los caídos en la vida, cualquiera sean sus circunstancias, ya sea por la fatiga del trabajo, las carencias de salud o de una vivienda digna. Al pueblo evangélico y protestante se le encuentra en los espacios más íntimos de nuestra vida urbana, en Chile y en nuestra querida y en todo Chile, en las esquinas, en pequeños templos en los cuales levantan una voz de esperanza. La historia es clara en señalar que los espacios que han abierto para su mensaje, los evangélicos y protestantes, no han sido regalados; desde el siglo XIX iniciaron una marcha para que se les reconociera un espacio propio para enterrar a sus muertos, un espacio propio para realizar sus estudios con apego a sus dogmas. Desde este punto de vista esta movilización del pueblo evangélico y protestante ha sido un aporte a la movilización general del pueblo por lograr libertades y respuestas justas a sus demandas de una vida digna. Un saludo especial a todo el mundo Evangélico,quienes el día de hoy desde la promulgación de la ley 20.299 firmada por su excelencia Michelle Bachelet celebran su merecido día.